Es entonces donde intervienen tus emociones, pues de acuerdo a lo que se habla, tu subconsciente y consciente comenzarán a trabajar y eso afectará tus emociones. Entonces comienzas con tus temores, lo que da como resultado paralizarte y quedarte estancado en donde estás.

Para qué voy a buscar trabajo, si no lo voy a encontrar; para qué voy a ir allí a presentarme a una entrevista, si solo me miran y me dicen: ya le llamaremos; para qué voy a ir al cine, si me voy a aburrir; o para que salir a una discoteca, si los hombres o mujeres que están al no quieren conocer a la persona en sí, solo preguntan si tienes coche, piso, trabajo, etc. Estas son algunas de las afirmaciones que hacemos a lo largo del día. Nuestra mente está negativa, porque nos alimentamos de lo negativo.Resultado de imagen para actitud positiva

Deja de pensar así y comencemos el día con un pensamiento positivo: qué hermoso día, agradezco que puedo ver la naturaleza, tener mi familia, mi hogar,  tener trabajo. No quiere decir que tengas un trabajo estable, pero sí tendrás al menos la posibilidad de pensar diferente y enfrentarte a la vida con un pensamiento distinto,  por ejemplo: Saldré a caminar para oxigenarme, eso es aprender a mimarte. Saldré con mi familia de picnic, llevaremos unos sándwich y un refresco, eso es aprender a disfrutar de la vida.

Cada día que tú afirmes algo, tus emociones cambiarán para mejor, tu estancamiento no estará más porque el resultado viene de transformar una actitud negativa en positiva, y ese es el resultado de tu propio cambio.

Imagen relacionada